Saltar al contenido

Qué es Lean Startup y cómo aplicar esta metodología para crear tu empresa

31 mayo, 2018
Lean Startup

Todos conocen lo difícil que es iniciar una nueva empresa. De hecho, es bien conocido que estadísticamente sólo 1 de cada 10 startups logran el éxito, mientras el resto pasa al olvido. Y es allí donde el método lean startup entra en juego.

Este método o filosofía viene a hacer más fácil la vida del emprendedor, ya que consiste en comenzar la empresa reduciendo al mínimo los costos, recursos y riesgos, pero al mismo tiempo validando la factibilidad de la idea inicial de negocios. Y permitiéndote ir haciendo pequeñas modificaciones (ensayo y error) hasta dar con la idea ganadora y entonces enfocar mejor sus esfuerzos y gastos.

A continuación, podrás visualizar qué pasos debes seguir para crear tu empresa usando el método lean startup

Crear un producto mínimo viable

Lo más difícil en todo emprendimiento es el comienzo. Y esto se debe al desconocimiento por parte del emprendedor acerca de todo lo que tiene que ver con el negocio que desea iniciar. Normalmente, te dedicarías a buscar estadísticas, desarrollar teorías, entrevistar a clientes prospectos, etc., pero la verdad es que esto supone una gran inversión de tiempo y esfuerzo, pero muy pocos frutos.

Es allí donde usamos un producto mínimo viable, que se refiere a la versión más sencilla posible de tu producto, usando la menor cantidad de recursos y reduciendo al mínimo los costos, pero manteniendo su idea principal. Simplemente buscamos ver si el público acepta la solución que ofrece tu producto o si se debe modificar algo.

Establecer indicadores de performance

A este proceso se le llama también contabilidad de la innovación, y consiste en medir qué tanto le falta al primer producto creado para llegar a igualar al producto ideal. Se establecen criterios específicos y medibles que permitan evaluar los resultados obtenidos por el primer producto en cuanto a la aceptación por parte de los consumidores.

Es decir, debes trazar objetivos basados en una hipótesis inicial, y luego establecer métricas que te permitan evaluar qué tan bueno es el producto actual en comparación con el producto ideal. Y a partir de ello determinar si se optimiza la idea actual o si se modifica completamente.

La encrucijada del modelo lean startup

Este punto es donde luego de tener las métricas a la mano decides si perseverarás en la misma idea de negocios realizando cambios a modo de optimizar, o si pivotearás hacia otra idea de negocio que se haya detectado a partir de la prueba realizada con el producto mínimo viable.

Acá lo que buscas es evitar lanzarte por completo hacia una idea que no ha tenido éxito o, por el contrario, seguir invirtiendo en la misma idea ya que en su versión más simple has visto frutos.

Un ejemplo típico de este paso se observa en Amazon, quienes inicialmente comenzaron como una página destinada a vender solo libros, pero luego de tener la experiencia inicial ensancharon el mercado y ahora venden cualquier tipo de producto.

Mente y corazón alineados

Este es un paso extra que tiene gran importancia dentro del modelo lean startup. Se refiere más que todo a la pasión que tiene el emprendedor. Y es que suele ocurrir que muchos negocios fracasan en realidad por la falta de pasión por parte del empresario, ya que su única motivación era ganar dinero.

Normalmente los negocios más exitosos nacen de personas apasionadas que encontraron un solapamiento entre sus gustos, hobbies o pasiones, y una fuerte demanda social por obtener el producto o servicio que ellos ofrecen. Esto se debe a que todos los negocios atravesarán dificultades, tendrán que superar obstáculos, y si no tienes pasión por lo que haces no podrás sobrellevar esta etapa.

Es por ello que muchas veces los empresarios hacen varios intentos de emprendimientos fallidos antes de dar con el negocio correcto. Y es que con mucha frecuencia ocurre que no te conoces a ti mismo.

Así pues, ya sabes exactamente qué debes tener en cuenta a la hora de emprender tu negocio usando el modelo lean startup que te ahorrará mucho dinero y esfuerzo, pero sin olvidar un aspecto muy importante: tu pasión.