Saltar al contenido

¿Qué es marca personal y cómo construirla?

3 febrero, 2018

Vivimos en una realidad que cada vez pone más énfasis en la exaltación del branding como elemento diferenciador de los individuos o emprendimientos. Como parte de esta visión, la construcción de la marca personal ocupa un lugar importante tanto para tu negocio como para conectar con el mundo laboral.

¿Qué se entiende por marca personal?

Cuando pensamos en personajes que han cambiado el desarrollo de la humanidad, comprendemos la magnitud de este concepto. Relacionado con la búsqueda de empleo, implica que todo individuo debe considerarse como una marca, por lo que debe fomentar aquellas características y habilidades que lo diferencian de los demás.

Al igual que en el mundo empresarial, tu marca personal representa atributos identificables dentro de un conjunto que presenta aspectos similares. Para destacarte entre aquellos que ofrecen lo mismo que tú, debes recurrir al valor agregado que te hace diferente al resto. Se trata de un proceso de comunicación, promoción y construcción con un propósito.

Siguiendo los cánones corporativos, ser fundador o CEO de un emprendimiento requiere de una imagen confiable y una reputación sólida. Tanto en el presente como a futuro, esto representa un activo intangible que puede repercutir de forma positiva o negativa en la industria en la que te manejas y frente al público, socios, proveedores y adversarios.

Principios básicos para construir tu marca personal

Como no podemos ahondar en detalles, lo fundamental tiene que ver con un trabajo constante, una preparación continua y evitar que las personas se olviden de ti. Considerando esto, puedes empezar por lo siguiente:

  • Invierte un tiempo prudencial de forma consistente

A la par de dedicarte a materializar un negocio o emprendimiento, es importante apartar un tiempo diario para desarrollar tu branding personal. Para ello, debes estar involucrado activamente en las redes sociales, en el contenido de tu página web o blog y relacionarte con socios potenciales. Más que construir un following importante, se trata de proyectar valores con los cuales los demás puedan identificarse.

  • Construye tu perfil online

Tu presencia en las redes es inevitable, por lo que debes aprovechar la exposición de cada medio para establecer lo que te distingue. Tu web, blog, Facebook, Twitter, Instagram y Linkedin sirven para comunicar tu biografía, trayectoria, logros importantes y titulaciones. Ante todo, debes mostrar una cara profesional, esa humanidad identificable y referencias que dan a entender tanto tus habilidades como tu ética de trabajo.

  • Establece una identidad visual

Siguiendo los pasos de tu empresa, es fundamental distinguir tu persona mediante elementos gráficos que transmitan tu identidad. No dejes de usar el logo de tu compañía o una versión derivada del mismo que no se preste a confusiones. Además, dentro de tus estrategias de comunicación, enfatiza los colores que te identifican, una tipografía que te resulte atractiva y un tono expresivo que vaya con tu personalidad.

  • Expresa tu opinión con convicción

Si queremos estar a la vanguardia en nuestro campo, resulta imprescindible estar actualizado sobre los temas del momento y los aspectos fundamentales de la industria. Para convertirte en una autoridad o un influencer, debes opinar con criterio sobre lo que está sucediendo. Aún si no tienes el don de la palabra, puedes echar mano de freelancers, ghostwriters o asistentes virtuales que te pueden ayudar a expresar tus pensamientos.

Crear una marca personal es crucial para darle mayor credibilidad a tu emprendimiento, pero es un proceso que también lleva tiempo. Lo más recomendable para lograr tus objetivos empieza por evolucionar como persona de negocios, seguir incorporando conocimiento valioso para realzar tus fortalezas y enfocarte en metas reales. Con dedicación, inteligencia y determinación, podrás lograr ese reconocimiento en tu área de experticia.

Crédito: María de los Ángeles