Saltar al contenido

Tener mucho dinero compra el amor de tu pareja

19 junio, 2018
el dinero compra el amor

En muchas ocasiones se ve, tanto en películas y series como en la vida real, el aparente poder que tiene el dinero sobre el amor. Tanto así, que el mundo ya toma como una verdad tácita que el que tiene más dinero siempre se lleva a la chica. E incluso que una mujer con mucho dinero, puede tener al hombre que desee. Pero… ¿será verdad que el dinero compra el amor?

Ciertamente, tener una situación financiera favorable facilita muchas cosas a nivel de pareja y familia. Pero lo cierto es que dinero es una base muy frágil para una relación ya que son muchos los aspectos a tener en cuenta en la vida de pareja.

A continuación, entenderás por qué nuestros cerebros toman la afirmación de que el dinero compra el amor como una verdad absoluta.

Instinto natural de la mujer

Aunque existen cada vez más casos en que mujeres adineradas consiguen tener aventuras con hombres más jóvenes, la verdad es que la mayoría de las veces es el hombre quien tiene mucho dinero y la mujer es la que queda como interesada a los ojos de todos.

Esto se debe a que un instinto natural de la mujer es la supervivencia biológica y social. El hecho de buscar una pareja con mucho dinero significa una especie de garantía de que tendrá una vida más cómoda.

Sin embargo, cada día la mujer es más inteligente y se ha dado cuenta de que puede ser autosuficiente. Con lo cual ha dejado de ser tan fuerte el impulso de conseguir un hombre adinerado y ha aumentado el impulso de ser independiente.

Falta de identidad

Cuando el dinero es el que dicta qué debe hacer el corazón definitivamente hay algo mal allí. Es que la carencia de valores, principios y visión es un cáncer que ha castrado a muchas personas de un verdadero propósito de vida.

Una persona que conoce cuál es el propósito de su vida, que entiende bien cuál es su misión, su visión y sus valores, muy difícilmente se verá seducido a cambiar todo por una pareja con dinero. Ya que, de hacerlo, deberá renunciar a su propia esencia y a sus verdaderos sueños. Es decir, estaría echando a la basura todo su potencial.

Si sabes quién eres y hacia dónde vas, tu pareja será alguien que complemente tus sueños.

Ilusión de plenitud

Cuando dicen que el dinero compra el amor, muchas veces se basan en la ilusión de que si hay dinero no hace falta nada más. Pero la verdad es que en una relación de pareja influyen muchas otras cosas de incluso mayor peso, por ejemplo: el sexo, la compatibilidad de personalidades, el carácter, la madurez emocional y espiritual de ambas personas, entre otras.

No hace falta que pase mucho tiempo para que estas cosas salgan a relucir. Pues, existen vacíos que solo el auténtico amor puede llenar. Simplemente lo intangible no es posible compensarlo con bienes materiales.

El dinero compra el amor ya consumado

Si queremos entender donde realmente toma importancia el dinero, es en una relación ya consumada. Esto es, en una pareja que ya tiene tiempo junta, ambos saben que la relación va en serio y se conocen el uno al otro.

En este tipo de parejas hay amor. Sin embargo, como todas las relaciones tienen altas y bajas, allí es donde sí podemos decir que el dinero compra el amor, porque los detalles que se tienen con la pareja allí sí toman una importancia muy grande. El uso que se le da al dinero a estas alturas sí pueden tener un impacto positivo y perdurable en la pareja.

En fin, el dinero es muy útil para reavivar el amor, pero es inútil si quiere comprarlo. Es un gran error confundir el amor con el interés, el problema es que es muy común que esto ocurra.