Saltar al contenido

7 claves para convertir tu idea de negocio en realidad

5 abril, 2018
Cómo convertir idea de negocio

Si siempre has soñado con el negocio perfecto y nunca has podido hacerlo tangible, con estos tips podrás materializar esa idea de negocio y esas metas que has querido cumplir siempre.

1.      Plantear la idea de negocio como meta

Esta tarea consiste en que respondas a preguntas tales como: ¿Hacia dónde quieres ir con tu idea de negocio? ¿Qué quieres lograr con tu idea de negocio? De esta forma, sabrás cual es el fin hacia donde debes dirigir tus acciones y deseos en pro de conseguir tu meta, ya que al encontrar cualquier cosa que te aleje de tu idea de negocio sabrás que estas frente a una desviación que podría obstaculizar o retrasar el buen alcance de tu meta o idea de negocio.

2.      Definir un límite de tiempo

Una vez establecida tu idea de negocio como meta el siguiente paso consiste en que le pongas una fecha para su realización. Si se presentan dificultades para colocar un día, mes y año de forma puntual es necesario que realices una proyección tentativa que permita saber cuándo estará tu meta realizada (tu idea de negocio convertida en realidad).

3.      Elabora una lista detallada de lo que necesitas

En este paso debes hacer una lista minuciosa de todos los recursos que requieres para poner en marcha tu idea de negocio. Una vez estés seguro de que tienes descritos absolutamente todos los recursos (monetarios, materiales, humanos, servicios, conocimientos, entre otros) que son realmente necesarios para cumplir tu meta, debes resaltar ¿qué tienes? y ¿qué no tienes?

Cuando puntualices lo que te hace falta (lo que no tienes) llegó la hora de definir ¿cómo puedes conseguirlo? ¿qué acciones debes realizar para encontrar lo que te falta? ¿quién puede ayudarte a encontrar lo que necesitas?, de forma escrita.

4.      Divide tu idea de negocios en metas pequeñas

Conocidas y debidamente escritas, las acciones a realizar para encontrar lo que te hace falta para llevar a la realidad tu idea de negocios, lo más propicio es establecer tus necesidades como metas pequeñas, las cuales debes organizar de acuerdo con el tiempo que podrías demorarte en lograr su consecución.

Si existen pequeñas metas que se demoran en ser alcanzadas tres días y otras capaces de dilatarse una semana, debes ordenar tu lista de menor a mayor (primero la de tres días, después la de una semana y así sucesivamente) con la finalidad de que puedas conocer el tiempo total requerido para cumplir con todas las pequeñas metas establecidas.

5.      Desglosa las metas pequeñas en acciones

Ahora es el momento de tomar las metas pequeñas y asignarle, de forma escrita, cada una las acciones que debes seguir para alcanzarlas. Cada una de las mencionadas acciones requiere de la fijación de un tiempo que sirva de referencia para determinar, con el trascurrir de los días, ¿cuáles han sido tus logros? ¿son correctas las acciones que estoy llevando a cabo? ¿debes asignarle mayor cantidad de tiempo a tus acciones?

6.      Toma acción

Dedícale tiempo, todos los días, a poner en marcha el cumplimiento de cada una de las acciones establecidas y escríbelo, porque solo de esta forma podrás medir tus progresos, conocer qué has alcanzado y cuáles son los avances obtenido en el cumplimiento de cada una de las pequeñas metas que te llevarán a materializar tu negocio soñado. Cumplidas todas las pequeñas metas puedes pasar al siguiente paso.

7.      Hacerlo bien

Al lograr convertir tu idea de negocio en realidad, es importante tomar en cuenta las críticas de las personas a las que les estas entregando tu producto o servicio, porque solo de esta manera podrás incorporar mejoras a lo que le estas ofreciendo a los usuarios, desarrollar una buena calidad y agregar valor, lo cual, a la postre, comenzará a proporcionar un precio cada vez mayor a tu idea y por consiguiente a generarte ingresos, que son como la gasolina requerida por un motor (negocio) para convertirse en una realidad altamente rentable.

Ahora que ya conoces las 7 claves para hacer realidad tu negocio, es hora de ponerlas en marcha.